23/09/2017

The Legend of Zelda: The Book of Dreams (69)

Capítulo 69: La Otra Historia (p5)


                Rika había logrado evadir al hombre en armadura por varias semanas haciendo uso de todo el terreno boscoso que se extendía por el norte y este del territorio, limitado hasta el océano únicamente por las montañas al extremo norte.

                Su persecutor nunca dejó de seguir su rastro por un tiempo muy prolongado, sin embargo hubo dos cosas muy importantes: la marca negra como quemadura en su brazo, la cual se la hizo hace mucho tiempo, era una especie de sello con la cual podían seguirle el rastro; y aquel hombre en armadura no la perseguía durante la noche, aun cuando estuviera muy cerca a partir de cierta hora caía dormido.

                Sin poder arriesgarse a que estando a proximidad llegara a despertar, Rika jamás llego intentar pelear contra él o asesinarlo pues algo en él, una especie de aura, le daba  entender claramente que esa pelea jamás la ganaría.

                Después de varias noches donde tuvo que usar más de la mitad del tiempo para incrementar la distancia, así como seguir corriendo, cazar y comer durante el día, para ya las horas de la tarde su cuerpo no pudo más y terminó cediendo ante la fatiga y cayó dormida.

                Soñando con los viejos tiempos llegó el momento en que su subconsciente la hizo reaccionar para despertar al no poder darse el lujo de dormir. Y lo primero que observó al abrir los ojos fue una llama acercarse.

                Rika se movió a un lado y rodó para evitar ser impactada por una bola de fuego que prendió en llamas todo el árbol que usaba como apoyo. Después de quitarse lo sorprendida volteó a ver la dirección de donde vino el fuego y a quien miro fue a ese hombre en armadura, cargando en su mano con una espada incendiada.

                Cuando Rika reaccionó tomando un cuchillo en su mano izquierda su enemigo corrió al ataque y la persiguió hasta que ella  se fue en otra dirección y usando el impulso de su correr se subió rápidamente a un árbol.

                La pérdida de tiempo se subirse a un árbol dejó al enemigo aun más cerca, pero todo fue con el propósito de mantenerse lejos de un combate cercano y dirigirlo a una trampa. Preparar la bola de fuego a lanzar con la espada tomaba algo de tiempo, así que no era como si pudiera lanzar llamas incesantemente mientras la perseguía.

                Haciendo que la siguiera con la vista hacia arriba, Rika lo guió hasta una fosa cubierta de ramas, tierra y malesa, capaz de soportar el peso de ella pero no el de un hombre vistiendo tanto metal encima. Después de una bola de fuego que casi la golpea pero la hizo caer al suelo el enemigo cayó hacia ese hoyo no tan profundo pero cubierto de estacas afiladas, de las cuales solo algunas lograron incrustarse en las uniones de la armadura.

                Después de permanecer un momento inmóvil al lastimarse un pie al caer mal desde el árbol sintió curiosidad por saber que tan bien funcionó la trampa, pero el juicio correcto era seguirse moviendo. Si la trampa lo asesinó todo estaría bien, pero si falló entonces sería un error acercarse, en especial ahora que estaba lastimada.

                Tras unos minutos caminado despacio escuchó una gran explosión y los árboles comenzaron a incendiarse. Las sombras y el fuego dificultaban verlo, pero el sonido del metal lo delataba.

                El sujeto en armadura fue herido por las estacas y sus pasos eran lentos y pesados, pero ahora se encontraba enfurecido y dispuesto a quemar el bosque para eliminarla. Al parecer algo también estuvo mal con su visión pues algunas bolas de fuego que arrojó no la golpearon sino que estrellaron con árboles cerca de ella, haciéndolos estallar y lastimándola en su brazo izquierdo.

                Además del daño de las heridas el sello en su brazo palpitaba y la adolecía mientras ella hacía todo lo posible para escapar. Para ser más preocupante aun sus oídos no le mentían y las pisadas de ese hombre lentamente comenzaban a ser más frecuentes.

                Llena de desesperación siguió impulsándose hacia adelante entre los árboles incendiados para ganar ventaja o mantenerla. Si el hombre en armadura se recuperaba lo suficiente para correr sería su fin. La visión no era buena y el calor con humo sofocaban, así que no pudo ver bien cuando llegó a un deslave  y se deslizo por la tierra.

                Resbalándose entre tierra, piedras y lodo al final cae cerca de un río, la corriente era fuerte pero estaba segura que aun con sus heridas sería capaz de mantenerse a flote. Antes de que su persecutor pudiera acercarse más se arrastró y aventó al rio para huir de ahí.

                Rika nadó en la dirección de la corriente lo más rápido que pudo y cuando el cansancio llegó a sus límites se vio en la necesidad de llegar a una orilla. Una vez que tuvo la mayoría de su cuerpo en tierra miró al cielo y al ver las estrellas en la noche su ente entró en calma, por ahora estaba salvo.

                Después de varios días inconsciente, soñando de manera alterada con sus recuerdos de infancia y su reciente problema de ser perseguida y sufrir de una maldición en su brazo, Rika despertó en un cama dentro de una desgastada casa de madera, en donde conoció a Zelda, una mujer dulce y amable.

                Zelda, quien era la médica de la aldea, cuidó de ella por algunos días en lo que recuperaba sus fuerzas, pero cuando estuvieron hablando Rika se volvió consciente del problema que aún no tenía solucionado. Ese hombre seguiría persiguiéndola, una persona capaz de asesinar a todos los sheika en un solo día en cualquier momento aparecería y Zelda, y los demás elfos viviendo cerca, serían masacrados.

                Rika se apresuró en salir de ahí sin explicar a Zelda que era lo que ahora la tenía tan asustada y se escondió de la vista de cualquiera mientras se aseguraba de saber si todo era seguro o no.

                Cuando Rika estuvo en las casas más a la orilla de la aldea encontró en el suelo guadañas tiradas en el suelo, con las que procedió a cortarse el brazo desde el codo para quitarse de encima la marca que ese sujeto usaba para encontrarla. Sufriendo por el dolor y pérdida de sangre se robó una túnica para cubrirse la herida.

                Antes de marcharse de ahí buscó hasta encontrar alguna clase de fuego encendido, encontrando únicamente tres cadáveres incendiados. Aproximándo su brazo herido quemo su herida para cerrarla y se fue de la aldea en busca de algún nuevo lugar que pudiera considerar seguro.


                Con una túnica robada como cubierta de herida y una guadaña robada, Rika se marchó esperando que su presencia no ocasionara algún problema. Y buscando estar más segura de eso se llevó consigo su brazo cortado, con el propósito de dejarlo abandonado lejos de ahí.

16/09/2017

The Legend of Zelda: The Book of Dreams (68)

                Cuando Link y Mido estaban fuera del sueño el sabio uso sus poderes para crear en RIEN el mismo brillo de contorno azul que ERENALD. Cuando las dos estrellas brillaron después de unos parpadeos comenzaron a moverse en el plano hasta que después de un minuto ambas estaban una junto a la otra.

Mido: Dos estrellas juntas suelen reflejar qué tan unidas son las personas, pero dos estrellas pegadas son sueños donde ambas personas sueñan al otro en lo mismo.

                Ambos entraron al nuevo sueño y en él se encontraron con Rien y Erenald, todos en un bosque frondoso, donde unos árboles cortados servían como asiento y una piedra con la cima casi como un círculo plano estaba a la mitad del lugar.

                Los dos nuevos sabios estaban cada uno sentado y tocando sus propias melodías, sin hacer pausas a veces volteaban a ver al otro pero ninguno decía alguna palabra.

Mido: -Con voz alta.- Amigos.
Ambos dejaron de tocar y voltearon a verlo.
Mido: Quizá ya se conocían. Erenald, él es Rien. Rien, él es Erenald.
Rien: Si, te conozco, solo no esperaba verte aquí.
Erenald: Esto es raro. ¿Estoy soñando?
Mido: -Con voz baja.- Link, coloca tu espada en esa piedra.
Link comenzó a caminar y a vista de los demás dejó su espada sobre esa piedra circular.
Mido: Este joven que vino conmigo se llama Link, él ha viajado mucho y enfrentado grandes peligros, pero llego el momento en que es él quien necesita nuestra ayuda.
Rien: N-No quiero enfrentar monstruos.
Link: No quiero que peleen, necesito que me ayuden de otra forma.
Erenald: ¿En qué puedo ayudar?
Mido: Esas canciones que aprendieron.
Erenald & Rien: ¿El Aria de Viento/Tierra?
Mido: Son melodías especiales, música que significa que nos espera un mejor futuro.
Rien: ¿De verdad?
Mido: Esa espada en el centro, es una espada antigua, muy poderosa, que eliminó el mal en nuestro mundo innumerables veces.
Erenald: Guau.
Mido: Ahora se encuentra deteriorada y necesita de ustedes dos para regresar.
Rien: Con… ¿música?
Mido: La melodías que ustedes conocen forman parte de un ritual santo para permitirle conservar sus poderes, necesitamos que ambos toquen sus melodías para que recupere su fuerza.

                Todos se quedaron callados, los dos nuevos sabios parecían tardar en comprender el sentido de lo que se les estaba pidiendo. Entonces Link, para llamar su atención, colocó un pie sobre la piedra, junto a la Espada Maestra.

Link: -Señalando a sí mismo con el pulgar derecho.- Mi nombre es Link y solo tengo un objetivo, que ustedes dos, sus seres queridos, aquellos que sufren en este mundo al igual que ustedes y quienes tendrían que sufrir en el futuro, a todos ustedes, traeles de nuevo una era donde no tienen que sufrir día a día, donde no existe el miedo de que uno de sus amigos o familiares muera siendo golpeado o maltratado.

                Los tres sabios se quedaron viendo a Link tras su comentario, Mido un poco alegre de verlo participar en convencerlos.

Link: Si quiero tener oportunidad alguna de traerles paz nuevamente voy a necesitar que mi espada recupere su filo y fuerza. Se los pido, ayúdenme.
Mido comenzó a aplaudir y después guardo silencio para caminar hacia donde estaba Link.
Mido: Rien, Erenald… toquen sus melodías, lo más fuerte que puedan y lo más perfecto que puedan. ¡Toda la noche si es necesario!

                Ambos sabios comenzaron con sus melodías, cerrando sus ojos y concentrándose en el ritmo para no perder el de cada uno ante las diferencias con la melodía del otro. Los dos instrumentos dentro de unos minutos comenzaron a reaccionar con leves destellos de luz blanca.

                Al paso de una hora los destellos comenzaron a ser más intensos y ocasionalmente unas pequeñas esferas de luz brotaban y permanecían flotando. Cada instrumento las producía y estas flotaban deambulando alrededor de los dos sabios.

                Cerca de que pasaran dos horas con los Sabios de Viento y Tierra tocando los destellos que emergían comenzaron a ser de color dorado y al llegar a las dos horas el lugar estaba lleno de destellos de ese color, al cambiar los primeros blancos también  a una tonalidad dorada.

                El lugar parecía un bosque con miles de hadas doradas que se movían al ritmo de la música de los sabios hacia todas direcciones en una vista impresionante y a la vez reconfortante. Al lograr esto Mido se partió a sí mismo en dos personas y camino hacia ambos músicos para tocarles el hombro al mismo tiempo.

                Como una señal que no requería voz, los dos reaccionaron incrementando el volumen de la melodía que tocaban y cuando ya eran tres horas de música todas las luces comenzaron a girar en el sentido contrario de las manecillas del reloj.

Mido: Al fin.

                Las luces giraron tan rápido que formaron un torbellino dorado con la punta sobre la espada, y tras pocos segundos comenzó a apreciarse como ese torbellino dorado era consumido por la Espada Maestra. Al ser absorbidas todas las luces una gran luz blanca estalló dejándolos a todos ciegos y deteniendo la música.

                Cuando los cuatro recuperaron la visión sobre la piedra se encontraba la Espada Maestra de un modo diferente al que tenía antes, Link, al sostenerla pudo sentir que era física y no un espectro tangible en el sueño, su color plateado tenía un brillo azul en la hoja  y ese mismo filo parecía ser mucho mejor al que tenía antes.

Mido: -Cayendo de rodillas.- Lo hicimos… Lo hicimos…
Link tomó en sus manos la Espada Maestra.
Mido: Gracias Rien… Gracias Erenald… Gracias Link…

                Ese día en que la Espada Maestra fue reconstruida significó el inicio de la caída del Amo Absoluto.


09/09/2017

The Legend of Zelda - The Book of Dreams (67)

Ok, dije que iba pero no arregle nada durante la semana que pasó. Resulta que tras solo haber estado caida unos días la pagina FanFic.Es regreso a estar en servicio, así que quienes quieran leer lo previo a esta historia así como otros dos cuentos que he realizado puede dirigirse a este enlace:

http://www.fanfic.es/viewuser.php?uid=45871

Estare editando para tener a la disposición de quienes visiten esas y varias otras historias que tengo respaldadas en mi disco.

Capítulo 67: El Sabio de la Tierra

                Cuando Link terminó su pelea con el Goron estaba bastante agitado, se dio cuenta de cómo empezó a cambiar el escenario y su vista tardó en acostumbrarse a que ahora era un lugar oscuro. Tardó tanto que no le fue posible reaccionar cuando algo o algunas cosas cayeron sobre su cabeza y clavaron dientes repetidamente en su rostro, cabeza y cuello.

                El dolor lo hizo reaccionar en pánico, soltando espada y escudo e intentando quitarse de la cabeza lo que tenía usando las manos. Sin mucho éxito empezó a sentir mareos y cayó muerto al suelo.

Mido: ¿Cómo te fue?
Link: Al fin vencí al Goron, pero… no tengo idea de qué fue lo que paso en la siguiente pelea.
Mido: Felicidades. Pero no te diré lo que te atacó.
Link: No, creo que prefiero seguir aprendiendo a la mala.
Mido: Yo acabo de encontrar al Sabio de la Tierra.
Link: ¿Quién fue?
Link sentía un poco de nervios al pensar que podría ser Rika.
Mido: Es Rien, es un chico como de… ¿12 años?
Link: Sí, no sé exactamente su fecha de cumpleaños… ni en la que estamos… pero creo que sí.
Mido: ¿Qué le había pasado?
Link: Pues… juzgando por los sueños… le rompieron las manos, le rasgaron el rostro, le cortaron una oreja… Ah, y como tres meses antes de que venciera a la cuarta Gran Pesadilla le quemaron la espalda.
Mido: Si supieras lo difícil que fue hacerlo usar un instrumento.
Link: ¿Qué instrumento era?
Mido: Una pequeña harpa de oro y madera.
Link: Increíble… ¿y ahora?
Mido: Mañana los reuniré a los dos para que fortalezcan la espada.

                Solo quedaba media hora para que finalice la noche, Mido lo aprovechó para visitar unos pocos sueños más mientras Link se tomó un momento de descanso. Necesitaba reflexionar sobresu reciente entrenamiento y como poder mejorar el resultado.

                Al iniciar la mañana Link volvió a entrar al entrenamiento y cuando enfrentó al Goron, en una pelea que duró bastante tiempo, después de dar una estocada fatal en el pecho del Goron este reunió sus últimas fuerzas para juntar en alto ambas manos y dar un fuerte azote en la cabeza de Link que le rompió el cuello.

                Sin querer discutir y buscar pretextos con Mido volvió a entrar y en la pelea contra el Goron recibió un golpe tan fuerte que aun estando a la defensiva se vio arrojado afuera del terreno de la batalla.

                La siguiente vez que se enfrentaron le clavó la espada en una pierna y al rodearlo en busca de una apertura le dio una tacleada para hacerlo caer. El Goron caía hacia afuera del terreno pero estirando una mano tomó a Link de un pie y los dos se fueron al vacío.

                Las siguientes dos veces que entró procuró prolongar las peleas sin hacer mucho esfuerzo para mantenerse en buena condición, sin embargo el Goron seguía siendo impasable: la primera vez haciendo repetidos impactos al suelo hecho bola para obligar a Link a perder el balance y atacarlo, la siguiente vez al recibir una herida de la espada de Link le sujeto la mano, lo jaló para hacerle un abrazo de oso y después darle cabezazos hasta dejarlo inconsciente.

                Llegó la noche de nuevo para cuando Link había sido vencido una vez más y Link encontró a Mido con el libro abierto sin entrar a ningún sueño.

Link: Búrlate si quieres, sigo sin vencerlo de nuevo al Goron.
Mido: No se me ocurra nada que decir por ahora. Estoy esperando a que aparezca Rien.
Link: ¿Y esa estrella?
Link señaló hacia una estrella que tenía un contorno azul alrededor.
Mido: Es la de Erenald. Voy a crear un sueño conjunto para él y Rien.
Link: ¿Está bien si te acompaño?
Mido: De hecho te lo iba a pedir. Vamos a regresarle el poder a la Espada Maestra.

                Ambos estuvieron viendo el Libro de los Sueños y conforme fue pasando el tiempo más se preocupaban al ver que la estrella de Rien. Link quiso confirmas revisando los nombres y verificó que ni Rien ni su madre, Leana, estaban entre las estrellas presentes, además de que ninguna nueva estuvo apareciendo desde hace unos momentos.

Link: Algo no está bien.
Mido: Espero no haya pasado nada.

                Después de incluso más tiempo preocupándose porque no aparecía Rien se acercaba las once y media de la noche cuando por fin ambas estrellas aparecieron juntas. Link y Mido sintieron alivio al saber que ambos estaban con vida, aunque aún preocupados y con curiosidad ante lo que hubiera pasado. Ambas estrellas estaban de color rojo, incluso Rien quien Mido había protegido recientemente antes de volverlo el Sabio de la Tierra.

                Ambos entraron al sueño de Rien y este se encontraba solo en un cuarto de madera muy desgastado, el suelo estaba lleno de sangre y cuando se acercaron a ver la razón por la que lloraba se encontraron con que le faltaba la mano derecha. Su herida abierta, en parte quemada y en otras rasgada era la que derramaba la sangre que cubría el lugar.

Link: -Voz baja.- Esto no está bien.
Mido: -Voz baja.- Déjame intentar.

                Mido hizo aparecer un harpa y comenzó a tocar una melodía pausada y relajante. Conforme pasaba el tiempo el volumen fue incrementando mientras la calidez de la melodía se mantenía. Una reacción en Rien dio a entender que comenzó a escuchar la melodía y poco a poco el lugar fue cambiando hasta formar un bosque.

                El bosque no era totalmente lleno de árboles pero los podías ver en todas direcciones separados unos de otros, el suelo en cambio era rebosante en toda clase de plantas verdosas con diversos tipos de pétalos. Entre más incrementaba el volumen y más captaba la atención de Rien el paisaje iba mejorando. Al final su brazo dejó de sangrar, aunque seguía sin tener su mano.

Mido: Rien, soy Mido, vine a verte.
Rien: M-¿Mido?
Mido: Quiero que vengas conmigo a tocar música.
Rien: Pero… yo…
Mido: Yo te ayudaré, crearemos una canción increíble que pronto hará felices a todos.


                Rien aun adolorido estuvo en silencio por unos momentos, pero al final cambió su expresión, se limpió las lágrimas con su brazo izquierdo y asintió con la cabeza.

04/09/2017

The Legend of Zelda - The Book of Dreams (66)

Hola a quien sea que por casualidad visitase esta página. Si bien este llegó a ser un blog olvidado al pasar el tiempo y dedicarme a otros asuntos personales como trabajo y postgrado uso de nuevo esta plataforma como una llamado a gente que reconozca el título de mi publicacion.

{The Legend of Zelda - The Book of Dreams} El segundo FanFiction acerca de la saga Zelda lo estuve publicando desde 2016 en la página FanFic.es, la cual este fin de semana finalmente cayó después de varias semanas de estar como sitio en advertencia sin reconocimiento de seguridad https. 

Usaré esta página para traerles los proximos capítulos y gradualmente estaré reorganizandola para que tengan dispoble los capitulos anteriores, así como otras historias publicadas y no publicadas en la pagina previamente mencionada.

Un breve resumen para nuevos lectores: El mundo ya es conquistado por Ganon, quien consiguió la trifuerza por completo 400 años después de los evento del juego Zelda II (NES). Link es uno de los ultimos dos Sheikah con vida después de que su aldea fue atacada por un caballero de armadura negra. Link y su amiga Rika logran escapar pero Link se ve separado de ella y enviado a lo que quedaba del Reino Sagrado, donde Rauru le explica que debe cumplir su destino encontrando al último de los sabios.
Link es transportado poco antes de que Rauru muera y se encuentra en una dimension de solo oscuridad llamada Mundo de los Sueños, en donde encuentra a una pequeña esfera con vida, el ultimo sabio que se mantuvo con vida aunque perdiera todos sus poderes y recuerdos.
Haciendo uso de un libro Link es capaz de visitar los sueños de los habitantes de Hyrule buscando librarlos del sufrimiento causado por monstruos llamados Pesadillas usando una forma fantasmal de la destruida Espada Maestra.
Esforzandose, mejorando y sufriendo Link logra vencer a las 4 Grandes Pesadillas que contenían los poderes y recuerdos del Sabio de los Sueños, quien se llama Mido, y éste le cuenta a Link sobre el plan para derrotar a Ganon. Mido, siendo el Sabio de los Sueños, se dedica a buscar a los nuevos sabios de viento y tierra, quienes tienen el deber de fortalecer la Espada Maestra (como se ve en Wind Waker) y mientras tanto Link realiza un entrenamiento especial de batallas consecutivas, donde inicialmente enfrenta a un leon en una pradera y un Skull Kid en un bosque, el tercer enemigo, un Goron sobre un circulo plano en una montaña ha sido un obstáculo impasable por Link.

Capítulo 66: Goron (p2)


                Saliendo ileso de su batalla con el león pero recibiendo una cortada en su ojo derecho Link fue derrotado cuando el Goron logró conectar un fuerte puñetazo en su herida. La siguiente vez un zarpazo del león le dejó herida la pierna derecha y aunque evito ser envenenado por el Skull Kid el Goron aprovecho su falta de movilidad para ganar.

                Tres intentos después había llegado apenas con algunos raspones pero al defenderse de un ataque del Goron con ambos puños juntos su hombro izquierdo se dislocó y poco a poco fue perdiendo la pelea hasta que fue arrojado.

                Link no se preocupó por saber cómo le fue a Mido en la siguiente noche, solo quería  poder al menos una vez derribar a ese enemigo. En especial su reciente fracaso demostró que no era un asunto de estar en malas condiciones.

                ¿Debía quejarse de estar en batallas consecutivas? Mido le había dicho que la prueba consistía en enfrentar muchos enemigos de manera consecutiva y una vez de regreso en el mundo real podría esperar lo peor. No solo sería combatir enemigos sin descanso sino enfrentar a muchos al mismo tiempo, y entonces no habrá más oportunidades.

Link: Mido, a veces no sé si eres amable de un modo diferente o te gusta hacerle las cosas difíciles a los demás.

                Link se sentó y sostuvo la Espada Maestra en sus manos, el arma ya había hecho un pacto con él para ayudarle así que residía en él el problema de por qué aun no podía sobreponerse a ese duelo.

Link: Ese Goron… es demasiado fuerte… ¿qué se supone haga en ese caso?

                Link estuvo pensativo por varios minutos recordando sus fallos y pocos logros durante las peleas, algo estaba mal en lo que hacía y necesitaba darse cuenta de qué era. Pensando en lo fuerte de su enemigo le regreso a la mente lo que su maestro Kyros le dijo el día que se separaron.

Link: “Para un Sheikah, la velocidad es su fuerza y también su defensa”… “velocidad”… “agilidad”… “y equilibrio”.

                Link se soltó riendo de tener la respuesta dicha desde hace tanto tiempo. Era momento de poner en mayor práctica lo que aprendió como Shiekah que lo que entrenó sobre uso de espada.

                Cuando Link entró al sueño enfrento al león y al Skull Kid con la facilidad que había tenido últimamente, solamente fue herido por dos dardos en su hombro derecho pero no era una herida que consideraba que pudiera hacer gran diferencia.

                Llegó el momento de encarar nuevamente al Goron y al iniciar la pelea Link puso su escudo en el suelo, extendió la apertura de sus piernas y colocó la espada al frente de manera defensiva. Su escudo antes le había sido confiable, pero el peso le costaba velocidad y muy posiblemente sería mejor tener una mano libre en esa pelea.

                Link se movió rodeando a la derecha con pasos ligeros y manteniendo la distancia cuando el Goron intentó acercarse. Link evitó usar de pronto su mejor velocidad de movimiento para usarlo después como sorpresa.
                Link se acercó un poco y girando la punta de su espada al frente como si fuera un ataque provocó al Goron a responder con un puñetazo, haciendo finta inclinando su espalda hacia atrás evadió el puño y rápidamente se inclinó al frente para picar con la punta el brazo derecho del Goron.

                El ataque funcionó y haciendo repetición volvió a dar otra estocada en el mismo brazo derecho con poca diferencia en dónde fue el ataque previo. La siguiente vez el Goron en lugar de atacar tomó una pose defensiva y retrocedió un paso, pero Link, siendo más ligero se acercó más rápido de lo que él tomaba distancia e hizo pasar su espada por el costado.

                La piel del Goron era resistente, así que con esos ataques ligeros solo se habían generado unos rasguños y no heridas abiertas. Pendiente de las reacciones Link comenzó a provocar al Goron y herirlo levemente según la manera en la que actuara y ocasionalmente cambiaba de mano la espada para hacerlo voltear y distraerlo.

                Enfurecido por los ataques el Goron lanzo un puño extendiéndose lo más que pudo y Link lo esquivo con un rozón, al fallar se dejó caer al suelo y se hizo bola para dar un fuerte y rápido giro que golpeó a Link en una de sus piernas y lo hizo arrodillarse con el golpe mientras el Goron se volvía a colocar de pie.

                Link se rodó al frente, se impulsó con ambas manos y se puso de pie con un salto, consiguiendo estar de nuevo a distancia del Goron y repitió el estar haciendo ataques leves para irlo agotando. Con varios intentos y logrando atacar varias veces en la misma zona había logrado abrir una herida en el codo izquierdo de su oponente, aunque no era mucha sangre la que brotaba.

                Habiéndose molestado el Goron se hizo bola y se alzó por el aire para impactar el suelo, Link al conocer la técnica midió el tiempo y saltó para no sufrir el temblor ocasionado y aunque intentó herirlo con la espada está solo raspó la dura espalda del enemigo.

                Sintiendo el choque de la espada el Goron, aun hecho bola, brincó hacia el frente e impacto a Link de lleno por enfrente lanzándolo por el aire, aunque Link alcanzó a recuperarse, usó su mano derecha en el suelo y con un impulso se giró para caer de pie. En ese breve momento en que ninguno atacó el elfo se dio cuenta que perdió dientes y sangraba su nariz, la respiración le dolía, así que algo en su torso estaba fracturado.

                Link ya no podría seguir mucho en esa pelea, así que decidió tomar de nuevo la ofensiva de un modo diferente. Al estar muy cerca el Goron intentó darle un empujón y Link se torció a la derecha, sostuvo en brazo del Goron con su mano derecha y con un giro de cuerpo completo en un rápido movimiento se extendió a piernas separadas con su brazo izquierdo extendido y al seguir el giro y regresar hacia el Goron clavó su espada en el hombro.

                El Goron quedó de rodillas con el dolor y Link le pisó la espalda y extrajo su arma, haciéndolo gritar de dolor con una fuerza ensordecedora. Al fin tenía la apertura que ocupaba para derrotarlo pero al alzar ambas manos con su espada alcanzó a ver al Goron ponerse tenso  y al hacer una pausa estuvo preparado para colocar su espada a tiempo con ambos brazos para defender un puñetazo con el brazo izquierdo que el Goron soltó al girarse dejándose caer.


                Sosteniendo el puñetazo con la espada Link se agachó para hacer peso y resistir, pero sabiendo que incluso así le sería imposible vencerlo se dio un paso atrás, soltó la defensa y dejo que el puño del Goron siguiera su camino, dejándolo expuesto y permitiendo a Link sujetar la espada con ambas manos y fuertemente clavar su arma en el cuello del Goron. Al fin había logrado su primera victoria en el tercer duelo.

29/10/2011

Reencarnacion del Blog

Por si alguien llega a ver esto...

Por lo pronto me encuentro con muy poco tiempo entre manos, pero de todas maneras ya tenia ganas de hacer algo con este olvidado blog. Espero no sea otra vez olvidado y pueda traer publicaciones interesantes. Habra reestructuraciones en los enlaces, nuevas imegenes para la galeria y quiza otros extras